Imprimir

COMUNIDAD PALMIRANA APLAUDE DECISIÓN DEL ALCALDE JAIRO ORTEGA SAMBONÍ DE DEMOLER ‘OLLAS’ O EXPENDIOS DE ALUCINÓGENOS EN SECTOR DE LAS DELICIAS

Escrito por JOHN TENORIO|Editor JAVIER FERNANDO HOLGUÍN P.. Publicado en Blog

1. Demolición cerca al pabellón de visceras“He visto cómo en Palmira se están tumbando más ‘ollas’; es importante que se anule ese tipo de negocios… esta es una labor muy bonita… ¡tenemos alcalde!”, quien así se expresa es Fabiola Rúa, usuaria de la Galería Central, y testigo de excepción de las acciones que ha desarrollado la administración del Alcalde de Palmira Jairo Ortega Samboní, para demoler hasta el momento más de 8 edificaciones que amenazaban ruina en diferentes sectores de la ciudad y se habían convertido en ‘ollas’ o sitios para el consumo y expendio de alucinógenos.

Uno de ellos, es el llamado Pabellón de las Vísceras en la esquina de la carrera 28 con calle 26, en la Comuna 7, centro de Palmira. Hasta allí llegó en la mañana de este miércoles 4 de julio de 2018, el Secretario de Gobierno, Fabio Mejía, junto al director del Instituto Municipal para el Desarrollo Social y Económico, Imdesepal, Mauricio Villegas.

De acuerdo con los dos funcionarios, la decisión responde al clamor de quienes laboran y frecuentan esta zona, con el objetivo de recuperar la estética urbana y garantizar la seguridad frente el grave estado de deterioro de este bien inmueble. El objetivo era demoler, pero también proyectar la recuperación del que alguna vez fue conocido como el sitio en donde se adquirían las vísceras con los cuales se preparaban exquisitos platos de la cocina criolla. Con el apoyo de los obreros del municipio, cayeron bajo el peso de la maquinaria amarilla, las averiadas paredes, por donde cada día, ingresaban a la edificación cientos de habitantes de la calle tras la fantasía guardada en el olor de un frasco de pegante ‘Bóxer’, una caneca de alcohol puro, de esos que llaman aperitivo, o un ‘cacho’ de marihuana.

El riesgo que representaba la precaria estructura, sobre el antiguo ‘Pasaje Montoya’, ubicada en el costado norte del Parque Las Delicias, era inminente, dado que también fue utilizado para el depósito de basuras y el encuentro nocturno de amores extraviados, en la selva de cemento. De allí que para iniciar la intervención, debió ser necesario el respaldo de los efectivos del Batallón Codazzi, quienes además han levantado, a pocos metros, un corredor de seguridad. Una vez recuperado el sitio, la Alcaldía de Palmira proyecta allí la reubicación de los vendedores que hoy están ubicados sobre la calle 27, ocupando el espacio público. Para este propósito se cubrirá la vía con una ‘polisombra’ aérea con el fin de ofrecer comodidad a los usuarios de la galería central y “hacer de este lugar un atractivo comercial y turístico”, como lo sueña Fabio Mejía, titular de la Secretaría de Gobierno.

contactus icon