Boletín de Prensa

Imprimir

LA ALCALDÍA MUNICIPAL ENTREGA RECOMENDACIONES PARA PREVENIR EL ICTUS O INFARTO CEREBRO VASCULAR

Escrito por ÁNGELA ORDÓÑEZ. Publicado en Blog

Ratio:  / 1
MaloBueno 

En este mes de octubre se conmemora el Día Mundial de Lucha contra el Ictus o Infarto Cerebro Vascular. La Alcaldía Municipal de Palmira a través de la Secretaría de Salud invita a la comunidad a atender algunas recomendaciones para controlar los factores de riesgo y así poder evitar hasta el 80% de los casos de ictus.

Al respecto el Secretario de Salud Oscar Ipia López indicó: “Los accidentes cerebro vasculares (ACV) son la primera causa de muerte en las mujeres y de dependencia en el adulto y la segunda causa de mortalidad en nuestro país. Se estima que un tercio de las personas que padecen un ictus fallecen y que otro tercio sufrirán una discapacidad que les impedirá valerse por sí mismas”. El funcionario agregó que es de vital importancia dar a conocer a la población cuáles son los factores de riesgo de estos episodios, para poder controlarlos y así prevenirlos, y saber cuáles son los síntomas, para reconocerlos y acudir lo antes posible, a los servicios de urgencias.

Los factores de riesgo más importantes son la existencia de unos hábitos de vida poco saludables, la hipertensión, la diabetes, el tabaquismo, tener el colesterol elevado, la falta de ejercicio y padecer un tipo de arritmia, denominada fibrilación auricular, porque favorece la formación de trombos en el corazón que viajan por el torrente sanguíneo hasta el cerebro y, al llegar, obstruyen un vaso y provocan un ataque cerebral.

Por ello se recomienda:

  • Llevar una dieta rica y saludable, baja en sal y grasas.
  • Realizar ejercicio moderado pero permanente.
  • Controlar el peso, la presión arterial, el nivel de colesterol y de azúcar en sangre.
  • Abandonar el consumo de tabaco.
  • Consumo moderado de alcohol.
  • Controlarse la presión arterial regularmente.

Los principales síntomas de ictus son: un cuadro repentino de dolor de cabeza; dificultades para articular el habla, de modo que al paciente no se le entiende; problemas de visión, es decir, no ver por un ojo o ver doble; y pérdida de fuerza, sobre todo en una mano o en un pie, o en ambos, del mismo lado del cuerpo”